Todo lo que hay que saber sobre las pieles químicas

la cáscara química debe saber

Una piel facial química es un procedimiento mediante el cual se aplica una solución química en la piel para eliminar las células dañadas de la piel, tratar las arrugas y corregir cicatrices y manchas solares.

Las pieles químicas contienen diferentes tipos de ácidos que tienen diferentes profundidades de penetración en la piel. Hay muchas opciones en función de sus necesidades y de la sensibilidad de su piel.

¿Qué debe hacer para preparar una piel química?

Después de elegir un cirujano plástico o un dermatólogo certificado por la junta, el primer paso es programar una consulta previa al procedimiento para debatir los motivos por los que desea obtener una piel química y las expectativas del tratamiento. Se revisarán los antecedentes médicos y los medicamentos para asegurarse de que usted es el candidato adecuado para el procedimiento.

Esta revisión incluye la detección de antecedentes de diabetes, deficiencia nutricional, fotosensibilidad, cicatrices anormales, radioterapia previa, cirugía facial reciente, afecciones cutáneas, uso de isotretinoína o anticonceptivos orales, tabaquismo, estado del embarazo y cantidad de exposición al sol diaria. aumentar el riesgo de complicaciones.

A continuación, se hace un examen físico de la piel para evaluar el espesor, la salud y el estado de la piel. Se pueden tomar fotografías para documentar el estado de la piel antes del procedimiento.

Durante las 2 a 4 semanas anteriores a la cáscara química programada, se realizan un conjunto de actividades de preparación para optimizar la eficacia del tratamiento, llamado “imprimación”. La exposición a los rayos ultravioletas se limitará y se aplicará un protector solar de amplio espectro con SPF 50+ cada mañana. Se pueden prescribir algunas cremas que contienen tretinoína, hidroquinona, ácido glicólico o ácido salicílico.

Finalmente, se debe evitar la depilación con cera y la dermabrasió de la cara. El objetivo de estas actividades y recomendaciones es adelgazar la capa superior de la piel, mejorar la penetración de la piel química, acelerar la cicatrización de las heridas y reducir el riesgo de complicaciones como la hiperpigmentación y las cicatrices.

El día antes del procedimiento, la cara se debe lavar con un jabón sin residuos. Hay que evitar los hidratantes y el maquillaje.

Qué hay que esperar durante el procedimiento?

La piel química se realiza en una oficina dedicada con una iluminación y ventilación adecuadas. Estaréis decúbito supino y los ojos se cerrarán durante el procedimiento con la protección ocular adecuada.

Se puede aplicar una pasta neutra en las zonas alrededor de los ojos, la nariz y la boca para evitar que se acumulen soluciones químicas de cáscara en estas zonas. Para pieles más profundas, se puede administrar un medicamento relajante o analgésico justo antes del procedimiento.

El método de aplicación puede ser diferente en función del agente de peeling elegido. Las soluciones líquidas se pueden aplicar con un pincel, un aplicador de punta de algodón o una almohadilla de gasa. Para los geles, se utiliza normalmente una espátula de madera o plástico. El agente peeling se aplica primero a zonas con la piel más gruesa, como la frente, las mejillas, la nariz y la barbilla. Después se extiende por las otras zonas de la cara, haciendo movimientos firmes y regulares en la misma dirección.

Es posible que sienta una ligera sensibilidad mientras la piel de la sustancia química se encuentra en la piel. Al final del procedimiento, se puede utilizar un lavado neutralizando o una compresa fría en la cara.

Experiencia posterior al procedimiento

Después de una piel química, es probable que la piel esté roja y tenga picor. Las pieles químicas más profundas pueden provocar un aumento de la rojez y la inflamación. También es normal sentir quemaduras o hormigueos continuos. Se puede aplicar una pomada protectora como jalea de petróleo para calmar la zona y los síntomas deberían comenzar a desaparecer en una o dos semanas.

Normalmente, el maquillaje se puede utilizar al día siguiente para pieles ligeras y después de una semana para pieles medias. La piel puede tardar varios meses en volver a la normalidad completamente y mostrar resultados completos. Recomendaciones como la limpieza rutinaria, la hidratación y la minimización de la exposición al sol ayudarán a alargar los resultados de la piel química.

Las pieles químicas son un método de rejuvenecimiento de la piel rápido, seguro y económico. El éxito de la cáscara química depende de la coincidencia adecuada entre la motivación del paciente para el procedimiento y el agente de cáscara adecuado. Su médico puede revisar los riesgos y beneficios para determinar el mejor plan de tratamiento para usted.

Las opiniones expresadas en este blog son del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de la Sociedad Española de Cirujanos Plásticos SECPRE o la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica AECEP.