¿Qué debe saber sobre el botox?

los conceptos básicos del botox

¿Sabías que una sesión típica de tratamiento con Botox se puede completar en menos de 20 minutos?

Recibir inyecciones de Botox no sólo es una manera excelente de suavizar las arrugas faciales, sino que también es una manera sencilla de evitar que se formen o se profundicen ciertos tipos de arrugas e incluso puede dejar de sudar.

¿Qué es el Botox?

El botox es una forma cosmética de toxina botulínica, o Onobotulinumtoxin A, una neurotoxina que se utiliza para “congelar” los músculos. Hay cuatro tipos de onobotulinumtoxin A, incluidos Botox®, Dysport®, Xeomin® y Jeuveau®. Una inyección de Botox bloquea las señales nerviosas en el músculo, lo que significa que no se puede contraer. Dado que estas contracciones son las responsables de resaltar y profundizar las arrugas existentes, las inyecciones de Botox sirven para que tu cara parezca más suave y joven.

Para que se utiliza el Botox?

Además de disminuir las arrugas faciales, el Botox también se puede utilizar para problemas como sudoración excesiva, migrañas, contracciones oculares, dolor de mandíbula y músculos hiperactivos.

Algunas personas también pueden recibir inyecciones de Botox para suavizar la mandíbula cuadrada, suavizar la barbilla acolchada o corregir una sonrisa excesivamente gomoso.

¿Qué tipo de resultados puede esperar del botox?

Los resultados de una sesión de Botox suelen tardar hasta 14 días a notarse completamente, pero se pueden ver resultados tan sólo tres días después del tratamiento.

A medida que el Botox empiece a congelar las zonas tratadas de manera más completa, verá que las arrugas se suavizan y las arrugas disminuyen en aspecto.

En función de la gravedad de las arrugas y de la zona que desea tratar, es posible que necesite varias sesiones de Botox para obtener los resultados que desea.

Qué cabe esperar de las inyecciones de Botox

Durante el procedimiento

La duración del procedimiento dependerá de las áreas tratadas y del volumen de Botox utilizado.

Como la aguja que se utiliza para el tratamiento es tan fina, no suelen necesitarse entumecimiento ni anestesia. Su inyector será capaz de localizar puntos específicos de la cara que requieren una inyección, lo que puede suponer un procedimiento rápido y prácticamente indoloro.

Si está nervioso para sentir dolor o molestias, asegúrese de informar a su proveedor para que pueda aplicar un agente adormecedor si es necesario.

Durante la recuperación

No hay tiempo de recuperación después de un tratamiento con Botox. Es posible que sienta algún dolor residual o hinchazón alrededor de los sitios de inyección inmediatamente después del tratamiento, pero es importante no frotar ni masajear la zona para evitar la migración del Botox.

Algunas personas consideran útil aplicar una compresa fría o tomar un analgésico sin receta como Tylenol para reducir la inflamación y el malestar, pero cualquier molestia suele desaparecer dentro de las 24 horas posteriores al tratamiento.

Encuentra tu juventud con Botox

Aunque el botox no es una solución permanente, es una buena manera de reducir las arrugas existentes y frenar su formación. También se puede utilizar de forma segura con otros procedimientos cosméticos como la microdermabrasión, los rellenos dérmicos y la cirugía de rejuvenecimiento facial.

Las inyecciones de botox son una manera rápida y sencilla de recuperar su juventud y ayudarle a tener una confianza exterior tanto como dentro.

Las opiniones expresadas en este blog son del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de la Sociedad Española de Cirujanos Plásticos SECPRE o la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica AECEP.