Los beneficios médicos de una abdominoplastia

La abdominoplastia (o abdominoplastia, como es más conocido) es un procedimiento de cirugía estética que aprieta los músculos y elimina la piel suelta y la grasa del abdomen para que aparezca plana y tonificada.

Asociada principalmente con el cambio de imagen de la madre, un procedimiento que permite a las mujeres recuperar la figura después del embarazo, la abdominoplastia también se utiliza para ayudar a los pacientes que han experimentado una pérdida de peso extrema en un corto período de tiempo.

Entre el 2000 y el 2014, el número de cirugías abdominales aumentó un 87%, según la Sociedad Española de Cirujanos Plásticos SECPRE o la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica AECEP. Muchos procedimientos fueron, sin duda, por motivos estéticos, pero hay varios beneficios médicos que se pueden obtener después del procedimiento.

Reducción de la incontinencia urinaria por estrés

Después de un parto vaginal, algunas mujeres pueden desarrollar incontinencia urinaria por estrés (SUI), un problema con el control de la vejiga asociado a fugas incontrolables causadas por tos, estornudos, ejercicio o incluso risas.

En la mayoría de los casos, el SUI se trata sin cirugía. Para los pacientes que necesitan más atención, varios estudios han indicado que una abdominoplastia puede ayudar a la curación, especialmente en pacientes que no han tenido una cesárea. Durante el procedimiento, se crea una obstrucción ligera de la vejiga usando tejidos blandos cerca de la zona pélvica, reduciendo así la incontinencia.

Mejora del tono abdominal y mejor postura

Tras la pérdida de peso extrema o de varios embarazos, los músculos del estómago se pueden estirar y la dieta y el ejercicio físico solos no pueden ayudar. Una abdominoplastia aprieta quirúrgicamente los músculos débiles, mientras se elimina el exceso de piel y grasa, para allanar el abdomen.

Los músculos abdominales débiles a menudo se asocian a lordosis o retroceso. Después de una abdominoplastia, los pacientes pueden notar que su postura ha mejorado drásticamente gracias a los músculos tensados ​​que soportan la columna vertebral. El soporte mejorado y una mejor postura pueden tener la ventaja adicional de aliviar ciertos tipos de dolor de espalda.

Corrección de la hernia ventral

Una hernia ventral se produce cuando el intestino o el tejido abdominal atraviesa la pared abdominal y forma un bolsillo o bolsa. Hay varias causas potenciales, incluida la debilidad abdominal causada por pérdida masiva de peso o cirugías como las cesáreas o las apendicectomías.

Los síntomas subyacentes que requieren la corrección de la hernia ventral son notablemente similares a los del abdomen abdominal. Ambas cirugías corrigen los músculos adnominal debilidades y la presión sobre la piel. Independientemente de la causa, ya sea el embarazo o el peso, una pared abdominal débil permitirá la formación de una hernia.

Una vez se desarrolla una hernia ventral, es muy fácil que vuelva a aparecer. A menudo, su cirujano evaluará las ventajas de añadir un procedimiento de abdominoplastia a la reparación de la hernia para fortalecer la pared abdominal y evitar futuras apariciones. La combinación de procedimientos no sólo es segura, sino muy conveniente, ya que puede reducir los gastos médicos y el tiempo de recuperación.

Riesgos y recompensas

Debido a su popularidad creciente, mucha gente cree que la abdominoplastia es un procedimiento fácil. Es importante que los pacientes se den cuenta que siempre se trata de una operación importante, que requiere de una a cinco horas en el quirófano, con anestesia general.

Una típica abdominoplastia elimina hasta 10 kilos de grasa estomacal desconectando la piel del tejido subyacente, suturando el tejido abdominal y cortando cualquier piel adicional. Una recuperación completa puede tardar varias semanas y, como cualquier otra cirugía, hay riesgos de infección y otras complicaciones.

Dicho esto, los diversos beneficios médicos y cosméticos de una abdominoplastia hacen que el procedimiento sea atractivo para muchas personas. Los pacientes interesados ​​deben discutir detalladamente el procedimiento con su cirujano y tener en cuenta todos los consejos antes de decidir operarse.

Las opiniones expresadas en este blog son del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de la Sociedad Española de Cirujanos Plásticos SECPRE o la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica AECEP.