Como preparar su lifting facial tradicional

preparación de lifting facial

Si está pensando en hacer un lifting facial tradicional, no está solo. En 2019 se realizaron más de 68.000 lifting facial, lo que convirtió a los lifting en la séptima cirugía estética más popular en Estados Unidos.

Sin embargo, hay algunas cosas importantes que debe tener en cuenta antes de someterte a una cirugía de lifting facial. Cuando se trata de un cambio de imagen, saber qué esperar y cómo prepararse con tiempo es extremadamente beneficioso para los resultados y el bienestar generales.

¿Qué es un lifting?

En términos más sencillos, el lifting facial es un procedimiento cosmético que combate los signos del envejecimiento apretando la piel alrededor de la cara y el cuello. Si tiene problemas de piel facial, líneas finas o arrugas, el lifting facial es la solución perfecta para solucionar estos problemas.

El lifting facial se dirige específicamente a la mitad inferior de la cara, incluyendo el hueso de la mandíbula, las mejillas y la boca. Los pacientes que se someten a un lavado de la cara ganan un aspecto más firme y más joven.

¿Qué pasa durante la cirugía?

En función de sus preocupaciones estéticas faciales, el cirujano plástico puede elegir entre diversas técnicas que se utilizarán durante el procedimiento de lifting facial. Normalmente, se da anestesia y el cirujano colocará incisiones a los pliegos de las orejas o alrededor de la línea del cabello, según su técnica particular.

A partir de aquí, el procedimiento consistirá en eliminar el exceso de grasa, reposicionar los tejidos subyacentes y levantar los músculos de la cara. Una vez finalizado el procedimiento, se cerrarán las incisiones con puntos o adhesivos para la piel.

Como es el regreso?

Después de un procedimiento de lifting facial, puede esperar una inflamación facial y enrojecimiento durante los primeros días. Algunos pacientes también pueden experimentar una sensación de tensión y leves molestias en la cara. Aunque la inflamación y el dolor mejorarán poco después de la cirugía, el período completo de recuperación suele durar unas dos semanas.

El procedimiento deja pocas cicatrices visibles, ya que las cicatrices restantes suelen tener que ocultar los pliegues de la oreja. Aunque el tiempo que se necesita para ver los resultados completos varía de una persona a otra, la mayoría de los pacientes suelen recuperarse en un plazo de dos a tres meses después de la cirugía.

¿Qué hacer antes del procedimiento

Ahora que ya conoce los conceptos básicos de un lifting facial y qué puede esperar durante y después del procedimiento, aquí tiene algunos pasos sugeridos que puede hacer antes del tratamiento para asegurarse de que todo vaya lo mejor posible. Una de las cosas más importantes que puede hacer es investigar y encontrar un cirujano plástico altamente cualificado y certificado. Asegúrese de buscar las dos cosas. Aunque hay muchos cirujanos cualificados, busca aquellos que se especializan en procedimientos faciales como el levantamiento facial o el levantamiento de las cejas.

Otro paso que puede hacer es preparar su espacio con antelación para el período de recuperación. Como se ha dicho anteriormente, la mayoría de los pacientes deberían pasar dos semanas descansando después del procedimiento. Para que su proceso de recuperación sea lo más suave posible, se recomienda que prepare las comidas con antelación o que compre comidas preparadas previamente, que alguien asuma sus otras responsabilidades, tales como vigilar sus mascotas si no puede, que reciban la receta necesaria. drogas cerca y asegúrese de que el espacio donde se aloja sea tranquilo y cómodo para sus necesidades. También es importante asegurarse de seguir las instrucciones específicas antes y después del procedimiento que el cirujano le proporciona.

Planificar la cirugía de levantamiento facial con antelación es la mejor manera de hacer un procedimiento perfecto. Si cree que el lifting facial es la decisión más adecuada para vosotros, visite un cirujano plástico certificado por la junta para obtener más información.

Las opiniones expresadas en este blog son del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de la Sociedad Española de Cirujanos Plásticos SECPRE o la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica AECEP.